11 TIPS BÁSICOS DE LENGUAJE VISUAL

11 TIPS BÁSICOS DE LENGUAJE VISUAL

El lenguaje visual sirve para contar una historia o el mensaje que te propongas mediante imágenes.

La composición consiste en cómo se distribuyen los componentes presentes en cada imagen.

Puedes utilizar los elementos que conforman el lenguaje visual y la composición para intensificar el atractivo e impacto de tus fotos.

1. Comienza a pensar visualmente

Piensa qué quieres transmitir a través de tus fotografías. Mira a tu alrededor y fíjate en los detalles, tienes que ver más allá de lo que hay delante, de lo evidente. Seguro que te sorprendes encontrando colores, líneas o texturas ideales para reflejar lo que quieres, ya sean sentimientos, emociones, belleza, cultura, hacer reflexionar al espectador sobre algo, …

2. Explora cada rincón

En cualquier punto de la ciudad, cualquier escondite perdido del país, puedes descubrir un sitio ideal para hacer una foto. Aun así, si las musas no llegan a ti, puedes buscar inspiración en blogs de aficionados a la fotografía, canales de YouTube, Instagram, Pinterest, … Al final verás que vas aprendiendo poco a poco y sabrás sacarle partido a cada lugar.

3. Ten en cuenta el fondo

El fondo forma parte de tu imagen y no debes ignorarlo. Obsérvalo y decide si le aporta o resta valor a tu mensaje. Si disminuye su valor, busca una solución: cambia de fondo, juega con la profundidad, etc.

Además, ten cuidado con el ruido visual. Identifica qué es lo importante y qué es lo que sobra, si hay muchos puntos destacados el espectador puede sentirse confuso y saturado.

4. La Regla de los tercios

La Regla de los Tercios es una de las más conocidas dentro del mundo de la fotografía. Consiste en dividir la imagen, tanto vertical como horizontalmente, en tres partes con líneas imaginarias. Los puntos donde se cortan las líneas son las zonas de la imagen con mayor poder, donde se presta más atención. Por ello, lo recomendable es que sitúes la persona/objeto principal en uno de dichos puntos, fuera del centro de la imagen.

Asimismo, puedes utilizar las líneas horizontales situándolas a diferentes alturas para repartir la importancia que le quieras dar, por ejemplo, al cielo y al suelo.

Regla de los tercios

En esta imagen el cielo ocupa el tercio superior y el terreno los dos tercios inferiores, por lo que se le da más importancia a la superficie del suelo. Además, se puede observar que el punto principal ocupa el cruce superior derecho.

5. Prueba nuevos ángulos

No te encasilles en un único punto de vista, prueba con diferentes perspectivas para conseguir distintos o mejores resultados.

Por ejemplo, ponte a la misma altura que la persona/objeto principal para expresar realismo, cercanía o afinidad. Enfoca desde arriba (en sentido descendente) para empequeñecer el objeto, restarle importancia y mostrar vulnerabilidad. Enfoca desde abajo (en sentido ascendente) para otorgarle más poder al objeto en la fotografía.

Enfoque a la misma altura

Al hacer la foto desde la misma altura que el animal, se consigue un efecto de «realismo, cercanía o afinidad».

6. Utiliza colores en armonía

Los espectadores experimentan una sensación de comodidad cuando ven una imagen donde hay armonía cromática. Este tipo de combinación de los colores refleja un vínculo entre los elementos presentes en la representación.

7. O colores que contrasten

Al contrario del punto anterior, el uso de colores opuestos producen una sensación chocante en los espectadores. El contraste es una herramienta muy útil para obtener fotografías llamativas o para llamar la atención sobre un punto específico en la imagen.

Contraste

Con el uso de colores opuesto, se logra destacar a la chica y llevar la atención del espectador hasta ella.

8. Utiliza las líneas

Aprovecha las líneas, tanto explícitas (por ejemplo, la línea del horizonte, una carretera o una esquina) como implícitas (por ejemplo, la dirección de la mirada de una persona), para guiar la atención de tus espectadores hasta el punto que tú quieras de la imagen. Asimismo, puedes utilizarlas para transmitir sensación de profundidad.

Hay diversos tipos de líneas: rectas, curvas, horizontales, verticales, diagonales, zig-zag, oblicuas, etc. Las líneas curvas se relacionan con la naturaleza, sensualidad, delicadeza, dulzura, … Las verticales expresan movimiento en sentido ascendente/descendente, ajetreo, … Las líneas horizontales, por el contrario, reflejan estabilidad, tranquilidad, sosiego, … Las oblicuas sirven para crear convergencia y las podemos encontrar, por ejemplo, en edificios.

Líneas

Las líneas crean sensación de profundidad en la foto.

9. Dale al punto la importancia que merece

Un punto es el centro visual, cualquier elemento que destaca dentro de la imagen. Los demás elementos (secundarios) se utilizan para proporcionar armonía, equilibrio en la fotografía.

El punto es muy importante para intensificar el atractivo de tu imagen. Lo habitual es que se sitúe en el centro de la representación, pero no necesariamente tiene que ser así (Regla de los tercios).

Si en tu foto hay más de un punto, hay que cuidar cómo se relacionan entre sí: la técnica que resulta más atractiva visualmente es crear un triángulo imaginario, pero puedes optar por rectángulos u otras formas geométricas.

Grupo de tres

Los tres pingüinos están situados formando un triángulo imaginario.

10. Juega con los marcos naturales  

Utiliza los marcos naturales para destacar el punto principal en tu fotografía. Puedes encontrar estos marcos en cualquier sitio. Algunos ejemplos son una puerta, una ventana, una enredadera, dos columnas, …

Marco natural

El puente y su reflejo crean un marco natural.

11. Grupos de tres

Hay un factor que nos resulta atractivo de manera subconsciente en los componentes impares. El número 3 es ideal para usar en la fotografía, siempre y cuando exista una relación entre ellos. Puedes usar por ejemplo tres personas, animales, columnas, …

¡TIP EXTRA! Dispara en RAW

Este formato te permite obtener resultados con la mejor calidad posible y realizar ajustes posteriores (luz, sombra, contraste, saturación, etc.). Sí, es cierto que ocupa más que el JPG, pero merece la pena.

Una vez que las hayas visualizado en tu ordenador y modificado, guárdalas en JPG.

 

No te conformes con subir tus fotos a las redes sociales, imprímelas para valorar tu progreso y poder disfrutar de ellas siempre que quieras. ¡Incluso puedes crear tu propio álbum!

Haz clic aquí, y elige tus favoritashttps://www.dinasa.es/revelado-online/

No hay comentarios

Post A Comment